TEATRO DE LEÓN

 La manada se dispone en el lecho, observa la llanura espesa; el terrible desierto, aún espera la llegada de un Godot eterno e indefinido.